Privacy Policy politicamentecorretto.com - La inmigración italiana en Argentina

Sezioni

Archivio

Lu Ma Me Gi Ve Sa Do
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031

Bollettino

Iscriviti alla newsletter: (Settimanale)


  • email Invia un' e-mail ad un amico
  • print Versione stampabile
  • Add to your del.icio.us del.icio.us
  • Digg this story Digg this



Data ed ora di accesso alla pagina
-

  • email Invia un' e-mail ad un amico
  • print Versione stampabile
  • Add to your del.icio.us del.icio.us
  • Digg this story Digg this

La inmigración italiana en Argentina

Dimensione caratteri Decrease font Enlarge font
image

 

 

 

DE RAÍCES Y ABUELOS

La inmigración italiana en la obra de un escritor

 

 

Charla sobre Edmondo De Amicis. La escritora santafesina Susana Colombo ofreció una charla para compartir sus lecturas sobre el creador italiano. Se refirió a la inmigración que ese país aportó a la Argentina tras visitar las colonias agrícolas que forjaron la nación.

A 100 años del fallecimiento del escritor italiano Edmondo De Amicis, la escritora santafesina Susana Colombo ofreció una charla en nuestra ciudad, en el marco de la 15´ Feria de las Colectividades, para dar a conocer la relación que ella encontró en los relatos de este autor referidos a la inmigración italiana.

"Realicé la charla por invitación de Mily Corradi, en el marco de las celebraciones de la 15´ edición de la Fiesta de Colectividades, organizada por la Asociación de Colectividades de Santa Fe y la Municipalidad. Contó con el auspicio de la Coordinadora de Entidades Italianas y por la Sociedad Argentina de Escritores de Santa Fe y estuvo enfocada desde la perspectiva de quien lee a partir de los sentimientos y la mirada de la inmigración", aclaró Susana Colombo.

"En casi 52 años de vida, De Amicis escribió y editó numerosos libros sobre diferentes temáticas, pero es "Cuore" (Corazón) el más célebre y por el que se lo recuerda rápidamente. Nació en Italia un 29 de octubre de 1846, junto al mar, en Oneglia, localidad que hoy -junto con Porto Maurizio- conforman la ciudad de Imperia, actual región de Liguria. La muerte lo sorprendió el 11 de marzo de 1908 en Bordighera, también junto al mar y en la región lígure. Sus restos descansan en Torino -actual capital de la región Piemonte y, en su momento, del reino de Cerdeña-Piemonte-, donde transcurrió gran parte de su vida, sobre todo su etapa literaria".

"Siendo muy pequeño, su familia se trasladó desde Oneglia a Cúneo (Piemonte) y allí vivió su infancia hasta los 14 años, cuando se desplazó a Torino para prepararse para asistir a la Escuela Militar en Módena -siguió narrando Susana Colombo-. A lo largo de su vida fue militar, escritor y periodista".

Fervoroso patriota
En relación a la personalidad del escritor, Colombo señaló que "los autores lo describen como una persona de espíritu y sensibilidad exquisitos, con netos perfiles morales, que persigue fines didácticos y éticos, que cautiva con la conciencia y el corazón y atrae al italiano y al lector medio dispuesto a conmoverse por causas justas. Fino observador, sabía leer la realidad y extraer detalles de la vida cotidiana y de los hechos más simples. Todo ello, amén de fervoroso patriota".

"Corazón" fue el libro más célebre de este autor, editado por la editorial Treves de Milano, al principio del año escolar. "Su éxito fue tal que a los 2 meses de su edición tuvo 41 reediciones y en 10 años (hacia 1896) ya llevaba 197 ediciones -precisó la escritora-. Fue traducido a 40 idiomas y alcanzó al cine y televisión, incluso bajo la forma de dibujos animados para niños en una creación japonesa. Se trata de un libro infantil, donde De Amicis deja de lado la línea de obras basadas en la ficción y escribe desde la realidad, desde lo cotidiano, en un lenguaje diáfano y sencillo.

Está estructurado como el diario escolar de un chico de tercer grado (Enrique), que asiste a la escuela en Torino. A los acontecimientos cotidianos del pequeño (relatados por él mismo), se suman cartas de sus padres y de la hermana, y cuentos mensuales".

"Este libro habla, fundamentalmente, de los sentimientos, presentándolos por su nombre. Toca todos los sentimientos y los muestra como propios de todo hombre, a los que no debe temer, pues todos -tanto los positivos como los que no lo son tanto- forman parte de su ser. "Corazón" persigue, entonces, un fin didáctico -sintetizó Colombo-. Pero los dos pilares fundantes sobre los que gira la obra son el amor a la patria -obsesión por entonces de los italianos- y la escuela. A esa escuela asisten niños de todos los dialectos y de las diversas regiones italianas: lombardos, sardos, florentinos, calabreses, piemonteses, tanto de las familias ricas, como pobres".

Los inmigrantes
Susana Colombo contó que "De Amicis viajó a nuestro país en 1884 y, además de Buenos Aires, se interesó especialmente por nuestra zona pampeana, donde visitó las colonias Esperanza, Cavour, San Carlos, entre otras. Ese viaje le dará la base sobre la cual escribirá acerca de la emigración italiana a nuestras tierras. Ya en el mismo libro "Corazón" aparece su primera referencia a ese flujo migratorio, en el cuento mensual "De los Apeninos a los Andes".

"Ese cuento trata de un niño de 13 años, Marcos, que parte de Génova hacia Buenos Aires en busca de su madre, quien -dos años antes- había viajado hasta allí para procurar un trabajo que le permitiera enviar remesas a su familia en Italia, a fin de pagar deudas que había contraído. Se trata de un maravilloso relato sobre las vicisitudes por las que atravesaban nuestros inmigrantes, escrito desde la perspectiva de un niño", apuntó la escritora.

"Su lectura nos retrotrae al conocimiento de nuestro país hacia fines del siglo XIX: en su paisaje (el ancho Paraná, en el viaje desde Buenos Aires hasta Rosario y luego, el viaje en tren hasta Córdoba) pero también en su estilo, en sus costumbres y su vida diaria: ciudades de calles largas con casas blancas y de techos bajos, los viajes en carros tirados por bueyes, la solidaridad natural entre los aquí inmigrados. Pero aún antes, nos ha dejado, para el corazón, el viaje en barco, símbolo de los viajes de todos los inmigrantes".

Consultada acerca de por qué De Amicis incluyó en su libro "Corazón" el tema de los emigrantes, Colombo opinó que "esa obra muestra la vida real y cotidiana. Por tanto, esa inclusión nos indica que la emigración, en aquel momento, era algo frecuente, de todos los días, y que en la mayoría de las familias italianas existiría un padre, una madre, un hermano o un pariente que habría emigrado a América. Ya al comienzo del libro lo enuncia, cuando Enrique hace un recorrido descriptivo hacia quienes son sus compañeros de grado. Habla del chico cuyo padre está en América".

Y concluyó: "el autor italiano aborda con más detalle el tema de la emigración en otros dos libros: "En el océano", donde describe con minuciosidad el viaje en barco; e "Impresiones de América", cuando traduce, como su nombre lo indica, lo que se ha llevado de su visita a nuestro país. Haciendo una recorrida por estas obras, podemos reconstruir, en parte, las vivencias por las que atravesaban los emigrantes".

Un ejemplo de su pluma
Cielo y mar

Del cuento "De los Apeninos a los Andes" podemos extraer la descripción del viaje, en el lenguaje simple de un libro de lectura infantil: "íPobre Marcos! Tenía corazón esforzado y estaba preparado para las más duras pruebas de aquél viaje. Pero cuando vio desaparecer en el horizonte la hermosa Génova y se encontró en alta mar solo, con aquel pequeño baúl que encerraba toda su fortuna, le asaltó repentino desánimo. Dos días permaneció arrinconado en la proa, como un perro, casi sin comer".

"Aquel inmenso mar, igual siempre; el creciente calor, la tristeza de toda aquella pobre gente. Los días se sucedían tristes y monótonos, confundiéndose unos con otros en la memoria, como les sucede a los enfermos. Horas interminables. Los pasajeros encerrados, tendidos inmóviles sobre las tablas, parecían muertos. Y el viaje no acababa nunca: mar y cielo, cielo y mar, hoy como ayer, mañana como hoy, todavía, siempre eternamente".

"También describe -acota Colombo- cómo era el desembarco en esa época que, recordemos, aún no existía el Hotel de Inmigrantes hoy conocido, pues hasta 1910 funcionó lo que se llamaba La Rotonda. "Con su baulillo al hombro pasó con otros muchos italianos a un vaporcito que lo llevó a poca distancia de la orilla; saltó del vaporcillo a una lancha desembarcó en el muelle".

Además, en su libro "Impresiones de América", De Amicis nos da testimonio de su estadía en Argentina. Llegando a San Carlos dice: "subí con siete de ellos en la primera volanta. Se llamaban de un carro a otro en piamontés y en lombardo".


Invia commento comment Commenti (0 inviato)